Manejo de stress en perros en tiempo de coronavirus

En esta cuarentena, ¿te pusiste a pensar qué está pasando con nuestras mascotas?

Así como las personas buscamos la forma para adaptarnos y hacer más llevadero el aislamiento, nuestros compañeros de cuatro patas necesitarán de nuestra ayuda para afrontar el encierro de una forma saludable, reduciendo el estrés lo máximo posible.

Seguramente te estarás preguntando cuáles son las señales de estrés en tu mascota y qué podemos hacer para ayudarlos, así que es momento de que busques un café y tomes nota, porque vamos a contarte las más frecuentes para que aprendas a identificarlas:

  • Conductas repetitivas: ladridos frecuentes, llanto en exceso, perseguirse la cola, caminar en círculos.
  • Comportamientos inadecuados: agresividad, destrucción de objetos, reacciones exacerbadas ante distintos acontecimientos tales como saltos y mordeduras.
  • Problemas de salud: alteraciones en la piel, vómitos frecuentes y diarreas.
  • Señales de incomodidad: rechinar de dientes, desvío de la mirada y la cabeza, oler constantemente todo lo que se encuentra en el suelo.

 

Si notaste alguna de estas señales, te dejamos algunos TIPS para ayudar a tu mascota a eliminar los factores que desencadenan el estrés:

Crea una rutina

Permitirá a tu perro predecir lo que sucederá y sentirse más seguro. Por eso es importante que establezcas el mismo horario para sacarlo, alimentarlo, jugar e higienizarlo.

Enriquece el ambiente

Para enriquecer el ambiente donde se encuentra, es necesario disminuir los ruidos ambientales y permitirle el acceso a su área de juego. Recuerda que siempre debes dirigirte hacia el de forma afectuosa.
Ayúdalo a ejercitarlo dentro de casa: aumentará los niveles de serotonina en sangre y brindará una sensación de bienestar.

Al salir de paseo

Cambia de destino en la medida que puedas y utiliza una correa larga así se desplaza con más libertad. Cuando quieras avisarle hacia a dónde dirigirse, debes comunicarte sin tirones y utilizando un tono de voz tranquilo.
El ejercicio mental también es un punto clave y podemos estimularlo con juegos de olfato, búsqueda de premios escondidos en casa o distribuidos por el suelo.

En definitiva, disminuir el estrés en tu mascota no sólo permitirá mejorar su calidad de vida, reducir los problemas de comportamientos y la aparición de enfermedades asociadas a esta condición, sino también lograr un ambiente más agradable en nuestro hogar para seguir cuidándonos entre todos.

Recuerda consultar a tu veterinario de confianza si observas que algunos de estos comportamientos persisten con el tiempo.