CORONAVIRUS: una pandemia que nos compromete a todos

¿Te preguntaste por qué hoy hablamos de una pandemia global? Este término se utiliza para describir a una enfermedad que se transmite fácilmente y es capaz de atravesar las fronteras de muchos países, a diferencia de las epidemias, que sólo afectan a las personas que se encuentran en un mismo lugar

¿Te preguntaste por qué hoy hablamos de una pandemia global?

Este término se utiliza para describir a una enfermedad que se transmite fácilmente y es capaz de atravesar las fronteras de muchos países, a diferencia de las epidemias, que sólo afectan a las personas que se encuentran en un mismo lugar.

¿Qué diferencia hay con otras pandemias?

El COVID-19 no es la primera pandemia que afecta a la humanidad, el sida, la influenza asiática y la gripe H1N1, son otros ejemplos de pandemias que dejaron su marca, pero lo que caracteriza al COV es su rápido ritmo de crecimiento, ya que cada enfermo es capaz de contagiar a dos o tres personas sanas. Además, su largo periodo de incubación, le permitió expandirse con gran velocidad, ya que las personas infectadas no presentaron síntomas por varios días, tiempo durante el cual el virus se diseminó. Sumado a ello, la posibilidad que tenemos hoy de estar, en pocas horas, en otro país o continente, contribuyó a que el virus afecte a nuevas comunidades.

¿Qué sucede con las mascotas?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que, por el momento y luego de largas investigaciones, no existen evidencias científicas que comprueben de que las mascotas puedan padecer o transmitir este virus. De hecho, recordaron que, aunque exista un coronavirus que afecta a los perros y otro que enferma a los gatos, no tiene relación con el que impacta en las personas. Sin embargo, ciertas medidas como: higienizar las patas de los perros al retornar del paseo, acortar la duración de estos y minimizar el contacto con personas enfermas, son estrategias que contribuyen a reducir la circulación del virus.

¿Cómo y a quienes afecta más?

La enfermedad respiratoria que ocasiona en humanos es similar a un resfrío, y presenta síntomas como fiebre, secreción nasal, tos, dolor de garganta y de cabeza. Si bien, cuando se dan las condiciones, cualquier persona puede enfermar, se sabe que los adultos mayores y aquellas que presentan algún tipo de enfermedad crónica, son especialmente vulnerables a cuadros más graves de la enfermedad.

¿Cómo nos cuidamos entre todos?

Frente a esta situación todos los profesionales de la salud trabajan incansablemente para frenar esta pandemia, pero cada uno desde su lugar puede contribuir en este control. Quedarte en casa, el máximo tiempo posible, es la mejor manera de mantenerte protegido y cuidar a tu familia.

Sumado a ello, otras recomendaciones de la OMS son:

  • Mantén al menos un metro de distancia con las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre, ya que el virus no viaja más de un metro.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, ya que puedes transferir el virus presente en las superficies contaminadas hacia ti mismo.
  • Utiliza desinfectantes a base de alcohol, agua y jabón para higienizar tus manos, y al momento de realizarlo, dedícale el tiempo necesario para asegurar una correcta limpieza.
  • Al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado para evitar la dispersión de aerosoles.
  • Si te sientes enfermo, solicita atención médica domiciliaria a los números de contacto provistos por la autoridad sanitaria de cada provincia o país. Es importante que permanezcas en casa para proteger tu salud y la de otras personas ante posibles infecciones por el virus.

Si estás sin síntomas, respeta el tiempo de cuarentena para quedarte en casa y contribuir en la prevención de esta enfermedad, porque la salud es un tesoro que nos pertenece a todos y al cuidarnos responsablemente, estamos también cuidando a los demás.

#SeamosResponsables